Protección Anti-Graffiti

Hay dos tipos de protecciones anti-graffiti. Tipo permanente y fungibles, ambos pueden aplicarse en todo tipo de superficies.

Permanente

La protección Anti-Graffiti, permanente, puede ser de base acuosa o no, y permanece en la superficie, incluso después de la eliminación del graffiti. Sin embargo, no es eterna! Tiene una durabilidad/resistencia a varias mudanzas, dependiendo de su base acuosa o no, del tipo de superficie y la pintura de graffiti.

Fungible

La protección Anti-Graffiti, fungible, es necesario aplicar cada vez que un graffiti se retira del soporte vandalizado. No contiene silicona, esto es, no se hace a base de siloxanos, por lo que no causa el amarillamiento de las superficies a medio largo plazo. Es de base acuosa, se realizó con micro ceras que ayudan a la superficie a “respirar”.

La aplicación de la protección Anti-Graffiti, es eficaz contra el ataque de los graffitis (protegiendo la superficie del efecto de sombra), es hidrofugante, repele el agua (retrasando la aparición de verdetes y humedades) y protege la superficie de la exposición a las condiciones atmosféricas (agresiones salinas, lluvias ácidas, la erosión y rayos UV).

LUGARES DE APLICACIÓN

Es con frecuencia aplicada en una variedad de materiales y lugares, desde edificios de viviendas particulares como también en los monumentos y otro tipo de equipamiento urbano, como por ejemplo, bancos de jardín, papeleras, cabinas telefónicas, entre otros.

¿DESEA UN CONTACTO SOBRE ESTE SERVICIO?